¡¡¡Felipe!!!

putolunes.es | comer - Felipe II - Estoy rico.

Felipe I, el Hermoso; Felipe II, el Prudente; Felipe III, el Piadoso; Felipe VI… [1] ¿de cuál hablaremos?

Hoy: Felipe II, el Sabrosón.

¿¿¿Cómo dice Ud.???

Calma, no llaméis a la Casa Real todavía. En putolunes ya sabemos cuáles son los temas tabú en este país: sexo, religión y política (y fútbol, que se mezcla con la política). Como somos un blog pro armonía, seguiremos en nuestra línea de conflicto mínimo.

Bueno, entonces ¿de qué va hoy el post?

Mantecados Felipe II

De polvorones y mantecados. Más exactamente de los mantecados Felipe II, que en la redacción no conocía nadie hasta que el becario nos trajo hace dos semanas una cajita:

Felipe II con sus hermanastros.

Desconfiando de que fuera un ardid para envenenarnos, navegamos hasta la web oficial de estos artefactos, donde hay bastante información: su web.

«El mantecado más antiguo del mundo», reza en las cajas. Hechos a mano, harina de almendra Marcona… suena muy bien.

Degustación de Felipe II

Tomando uno, realizaremos una cata completa usando para ello los 5 sentidos del ser humano. Nuestro experto en alta cocina (Chef Rémy) ha procedido a ello.

El Rey rojo no te quita ojo.

– Aspecto: con el envoltorio puesto, te mira un serio Felipe II. Nos da sensación de solemnidad, de estar en El Escorial en la Sala de Batallas contando ídems: «pues mire, alteza, el finde estuvimos arcabuceando unos franceses, que querían cruzar los Pirineos, los muy bribones…»

Felipe II envuelto
Vista de la retaguardia.

– Tacto: hacemos el unboxing (lo desenvolvemos) y muy bien, no se rompen con la mirada. Sinónimo de calidad. Al sostener uno en la mano, se nota que hay material (pesan entre 37 y 38g).

Felipe II abierto
Se atisba un mantecado recio.

– Sonido: por sí mismos no emiten sonido alguno.

– Olor: leve aroma a mantecado. Correctísimo.

Felipe II mordido
La esencia.

– Sabor en boca: no nos engañemos, va a estar algo seco. Pero lo muerdes y notas el gusto a almendra con un refinado toque dulce, extremadamente rico.

Nota final: Oh là là. Tenéis que comerles.

___

Artículo gastronómico NO patrocinado por Mantecados Felipe II. Aunque, les podría llamar ahora mismo a ver si me hacen un descuento por la publi…

___

Receta casera

Si os mola el pringue en la cocina, os dejamos una receta fácil:

La divertida Montse nos enseña a hacer mantecados y polvorones.

Me encanta la frase: «La manteca de cerdo… es la antítesis de la salud» (minuto 13).

Dudas existenciales

Siempre les aplasto

Respuesta corta: no lo hagas.

Respuesta larga: están pensados y producidos para comerse así, tal cual vienen. Si no, ya vendrían aplastados ¿o no?

La textura y consistencia ideal para un disfrute máximo es la que nos encontramos cuando los compramos en la tienda (salvo que hayan caído al suelo). Tanto polvorones como mantecados tienen esa firmeza y fragilidad que les caracteriza. Síntoma de su elaboración e ingredientes. [2]

Mi cuñado los llama polvorones

Respuesta corta: sí, y mi abuela también llama «macarrones» a todos los tipos de pasta, tenga la forma que tenga. Formalmente, los Felipe II no son polvorones, sino mantecados.

Respuesta larga: mantecado es la denominación genérica de este tipo de artículos.

Los mantecados son redondos y de diferentes sabores, mientras que los polvorones son una especialidad más concreta dentro de los primeros. Los polvorones son ovalados, están cubiertos por una fina capa de azúcar en polvo y deben llevar almendra entre sus ingredientes.

Ah, pero para liarlo más, también hay mantecados de almendra (de hecho, los mantecados Felipe la llevan) xD

Chiste anti-lunes

Lo que nos nutre de alegría cada lunes:

– Tío, ayer me comí dos kilos de polvorones.

+ ¿Dos kilos de polvorones, tú solo?

– ¡No, hombre, no! Con pan...

Y,

chiste extra:

Eugenio, el lobo estepario del humor.

Feliz lunes

Desde la redacción os deseamos un feliz y dulce comienzo de semana.

Tened cuidado con el lunes.

– Créditos:

Imagen de portada de nuestro experto en fotografía. El muy perro se comió el último mantecado.

Foto de la caja metálica con mantecados cortesía de Triplecaña. https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Mantecados_Felipe_II.jpg (CC-BY-SA 4.0)

Logo «no money» de pixy.org. (CC0)

– Referencias:

[1] Anexo: Reyes de España. Wikipedia. https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Reyes_de_Espa%C3%B1a

[2] ¿Hay que aplastar el polvorón antes de comerlo? Resolvemos la duda. El País. https://verne.elpais.com/verne/2017/12/19/articulo/1513683501_060210.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *