Salud, DINERO y amor

Billete de los Estados Unidos de América Vs billete de China.

Sí, DINERO, en MAYÚSCULAS. Mi primo (Don Putodinero) intentará explicar el motivo un poco más abajo.

Ya lo decía Cristina en su canción:

3 cosas hay en la vida…

La salud

Me veo en la innecesidad de comentar que, sin salud, la vida se complica. Por eso, tras el sorteo del Gordo de Navidad, todo el mundo dice: ¡Nos ha tocado salud!

Asimismo, os recordamos que gozar de una buena salud y practicar hábitos en concordancia son sinónimo de calidad.

Casi todos los lunes, aquí, en vuestro blog preferido, insistimos en ello:

Corazón verde. PUTOLUNES es salud.
PUTOLUNES es salud.

El amor

No me refiero al amor horizontal… ¡guarris!

Más bien al amor por conocer, por descubrir el mundo, aprender, las ciencias, el arte, la historia… (la filo+sofía) Por esa pasión que nos mueve e impulsa a hacer cosas y a no ser meros consumidores de droguitos y coca-coca mientras vemos series en Netchis.

Descubrir, conocer, aprender… en la redacción nos fascinan muchos temas:

Corazón rojo. PUTOLUNES es amor.
PUTOLUNES es amor.

Y el dinero

El tema del apotema.

Efectivamente. El money, la choja, la pasta, guita, mandanga, tela, los napos, Merkels, la plata, los chines, das Geld, los pesos, los cuartos, el parné, las perras, el pisto…

Toca presentar a mi primo: el Excelentísimo Sr. putodinero, que ha venido a hablar de su libro.

señal peligro obras euro
Peligro: puto DINERO a continuación.

los orígenes del dinero

el trueque

Hace gigatrones de años no existía yo. Y tampoco se podían usar tarjetas sin frote (contactless, para los finolis). Pero, al igual que ahora, también había que hacer la compra semanal.

Entonces ¿cómo hacían nuestros antepasados para adquirir un rico pan integral guay o unas suculentas chuletillas adobadas?

Vídeo sencillo e ilustrativo.

Una vez las sociedades primitivas se fueron estableciendo, fue común usar este modo de intercambio (trueque) para obtener alimentos o ropajes. Desgraciadamente, no todo era color de rosa.

Pros y contras

+ El trueque o intercambio directo fomenta las relaciones entre personas. ¡Bien! 🙂

+ Se cambian elementos físicos (que poseen un valor al tenerlos). Mola.

Se necesita que cada una de las partes quiera lo que la otra le ofrece. Tengo 15 cromos del Leganés y el maldito Pepito no me los quiere cambiar por el puñetero Messi… vaya.

Puede ser difícil establecer un precio fijo de los bienes. Tampoco mola.

Dichos bienes, podían no ser divisibles. Si parto una cabra en dos, no tengo dos minicabras. O la cambio entera toda ella o nada.

Las transacciones a gran escala se complican. Mover 1000 vaquitas no es trivial (como podemos observar en las pelis del Oeste). Mover un maletín repleto de billetes a Suiza (por dar otro ejemplo), sí parece serlo.

No es eficiente y consume tiempo. Hay que encontrar a la persona que tenga lo que queremos, que quiera lo que le ofrezcamos a cambio y llegar a un acuerdo. Principio de necesidad mutua, que llaman. Por contra, usando dinero (que todo el mundo quiere), todo se simplifica.

Vayámonos de trueque…

Ojo, que hoy en día aún seguimos usando el trueque, aunque más como un intercambio de favores…

el dinero real aparece en escena

TOKENS y monedas

Llega un momento en el que el concepto de dinero se materializa en elementos/objetos/tokens/cosas con valor intrínseco. A saber: cereales (maíz), plumas, conchas raras (sí, el mejor artículo que nos habla sobre ello está en japonés), sal, etc.

Y avanzando en el tiempo (600AC), surgen las primeras monedas.

Monedas primigenias. Lydia, actual Turquía.
Monedas «turcas» de hace mogollón.

Otro «poco» más tarde, llegan los IOU (I Owe You, en inglis) y se imprime papel-moneda (billetes).

puto dinero: billete chino de 100. Made in China.
Chino pensando en los gastos del mes y dragón de fondo.

Aunque las historietas con conchas, monedas y billetes os las contaré en el siguiente miniartículo, para no sobrecargaros de información. Que estamos a lunes (13, además) y hay que currar.

ventajas del dinero

¿Y todo este rollo del dinero, para qué?

Pues, básicamente, cumple 3 funciones:

  • Servir como referente, como unidad de contabilidad. Así, podemos registrar lo que poseemos y/o ganamos/gastamos en las transacciones económicas.
  • Ser un «almacén de valor». De esta manera, podemos guardar riqueza para un uso futuro. Es útil además que las monedas o billetes tengan un tamaño práctico y sean fáciles de mover físicamente.
  • Ser un medio de intercambio. Cambiamos dinero (que todo el mundo quiere) por bienes o servicios.
  • Y, una cuarta, que ya no aplica pero lo pongo por motivos pedagógicos: el dinero en la antigüedad era por sí mismo un elemento valioso. Antes, la mayoría del money tenía un valor intrínseco, puesto que las monedas estaban acuñadas en metales muy codiciados (oro, plata, cobre, etc).

¿necesitamos el dinero?

Cristina y los STOP han dado like a este vídeo.

—Sr. PutoDinero: Sí, nos es totalmente necesario. Porque debemos pagar el agua, la luz, la casa… el IRPF, el seguro del coche, etc.

—Lector: Oye ¿y si me voy a vivir al monte a plantar lechugas, pongo un par de placas solares y bebo agua (ácida) de lluvia?

—PD: ¿Vestirás un tanga de hojas?

—L: Sí, dejaré caducar mi tarjeta de socio del Zara.

—PD: De acuerdo, cuando lleves viviendo 1 año allí, entre lobos, me llamas y me lo cuentas de primera mano.

OK, OK, es cierto que hay otras alternativas menos radicales: el ejemplo de Auroville (enlace serio).

Reflexión relámpago

SALUD y DINERO son requisitos necesarios (aunque no suficientes) para tener una buena vida. Sin ellos, iremos a medio gas.

Con el cuerpo a tope, necesidades fisiológicas cubiertas y la cartera repleta de arquitectura, podremos centrarnos en lo que de verdad nos llena y amamos: objetivos y/o aspiraciones vitales.

¿Estáis de acuerdo, a que sí?

Enviad comentarios e improperios, preferentemente a mi cuenta de Twitter o a la de mi primo (putolunes).

Reflexión (El pensador de Rodin).
La thune. C’est très importante.

Chiste anti-lunes

Me advierte mi putoprimo favorito de que debo soltar un chiste… ahí voy:

—Empleado: Hola, vengo a solicitar un aumento de sueldo, ya que me he casado y tengo muchos gastos.
—Jefe: Vaya, lo siento en grado sumo, pero la empresa no cubre los accidentes fuera de horario laboral…

Feliz lunes

Desde el departamento de contabilidad y finanzas de putolunes, os deseamos un enriquecedor comienzo de semana.

Tened cuidado con el lunes y estad atentos al dinero.

Créditos

– Monedas de Lydia, de wikimedia commons.

– Billete chino: foto de nuestro reportero-viajero de la redacción en el Museo de Shanghái.

Agradecimientos adicionales

– Vídeo de Ska-P gracias a contrafoque. ¡Seguidle!

Un comentario en “Salud, DINERO y amor”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *