Galletas de chocolate sanas.

¿Las palabras «galleta» y «sana» en la misma frase? ¡No me lo creo!

Pues te lo vas a creer… y a comer.

Deja de comer galletas basura industriales y haz la siguiente receta. Es a prueba de vagos, porque no se necesita horno ni habilidades extraordinarias. Ideal para un lunes.

Esta chica nos trae la video-receta:

Deliciosa y fácil receta.

Suceso

Ya veis que elaborar estas galletas exige pringarse un poco las manos… algún pero tenía que tener. Pues, al hilo de esta cuestión, os relato un suceso:

Nos cuenta un compañero de redacción que, hace unos años, se encontraba él comiendo con los compañeros de trabajo, cuando sucedió lo siguiente:

Tras la comida (típico menú de primero, segundo y postre), el camarero trae los postres pedidos por los comensales y uno de sus compis se apresta a coger el suyo (coulant de chocolate) estirando el brazo. Agarra por un borde el plato, pero, oh sorpresa, resulta que viene manchado.

Inmediatamente (y chupándose los dedos) suelta: «menos mal que es chocolate, que si fuera mierdaaaaa…»

Sin verlo en directo es menos impactante, pero, la cara del camarero, un poema xDDD

¿Os ha pasado lo mismo? ¿Os ha pasado al revés (coger caca pensando que era chocolate)? Contad vuestras experiencias en los comentarios, por favor.

Receta

A continuación, los ingredientes y la manera de hacer estas galletas. Cortesía de Auxy (la chica de arriba).

Ingredientes

– 6 dátiles (o, como alternativa, ciruelas pasas);

– 1 taza de frutos secos. En el video ella usa una mezcla, pero se puede utilizar solamente almendras;

– unos 40 g de chocolate negro (en la redacción gusta el de 85% de cacao, pero con uno de 70% también saldrán ricas);

– (opcional para la decoración final) chocolate negro o chocolate blanco.

Elaboración

Preparar los ingredientes: quitar el hueso a los dátiles, si los dátiles no están blanditos, se pueden ablandar con agua. Coger los frutos secos, que -al picarles bien finos- harán el efecto dela harina convencional y, junto con los dátiles, darles unos golpes de turmix.

Por otro lado, derretir el chocolate con cariño.

Hacer la masa mezclando todo, de manera que quede maleable, y se pueda manejar con las manos.

Podemos hacer bolitas, darles forma amorfa (sí, forma de escultura extravagante de museo modernillo), o, mejor, colocar la masa en moldes molones. Dejaremos enfriar unas 3 horas para que nuestras galletas endurezcan un poco.

Fácil, ¿a que sí? ¡¡¡Venga, todos a hacerla este mismo lunes!!!

NOTA: prohibido añadir Nutella a las galletas. Se os había pasado por la cabeza la idea, ¡seguro!

Chiste anti-lunes

Uno de Lepe:

Dicen que los de Lepe se fuman las galletas…

– ¿Por qué?

– Porque pone María.

Feliz lunes

Desde la redacción de putolunes, os deseamos un dulce y sano comienzo de semana. Tened cuidado con el lunes.

Créditos: imagen de cabecera en Pikrepo. Vídeo gracias a Auxy en Yotube.

¡A comer! Buñuelos de…

Adivinad qué son estas maravillas doradas acompañadas de dos salsas ricas (la roja picaba un poco, queeeeé ricaaaaa). Son unos deliciosos buñuelos, sí, ¿de… ? ¿lo adivináis?

Los buñuelos

Según la RAE, buñuelo:

Der. del ant. *boño, y este del gót. *buggjo ‘grumo’; cf. cat. bony ‘bulto’.

  1. m. Fruta de sartén que se hace de masa de harina bien batida y frita en aceite, y que al freírse se esponja y sale de varias formas y tamaños.

Receta

Os ponemos a continuación una posible receta, rica rica. A ver si os salen como los de la foto:

Ingredientes

  • 120 g. de harina
  • ½ cucharadita de bicarbonato (dará volumen)
  • ½ cucharadita de cúrcuma (dará color)
  • 1 pellizco de sal
  • 1 huevo
  • la yema de otro
  • aceite de oliva (si es posible, virgen extra)
  • 150 ml. de agua
  • 1 cebolleta pequeñita
  • 1 diente de ajo
  • perejil
  • 200 g. de bacalao (ya desalado)

Elaboración

Picar muy finamente el ajo, la cebolleta y el perejil. Hacer lo mismo con el bacalao. Reservar todo ello.

Juntar harina, sal, bicarbonato y agua. Añadir el huevo y la yema, y mezclar todo. Añadir la cebolleta, ajo, perejil y el bacalao que teníamos de antes.

Darle al brazo y mezclar (si vives con compis de piso, «engaña» a alguno que vaya al gimnasio diciéndole que así va a hipertrofiar antebrazo jejeje).

Preparar la sartén con el aceite y añadir (cuando esté calentorro) bolas de la masa anterior (esto tiene cierto arte y/o maña, se puede usar un par de cucharas para ello). Intentar dorar de manera uniforme las bolitas/buñuelos para que queden bonitos.

Sacarles uno por uno de la sartén con cuidado de no quemarnos y ponerles a secar los excedentes de grasa sobre unas servilletas o papel de cocina.

ATENCIÓN / ACHTUNG: por mucha tentación que se tenga, no hincarles el diente hasta pasados unos minutos. De lo contrario, nos quemaremos la lengüita y no podremos usarla (para comer u otros menesteres) hasta que se cure…

Venga, para que os animéis, os ponemos otra receta distinta en video, de este otro cocinero tan majo (Robinfood):

¡Nos ha encantado!

Curiosidades…

… sobre el bacalao:

  • Debido a que su contenido en grasa no supera el 2% es considerado como un pescado blanco. Pero, cuando se seca y se sala, su concentración de grasa aumenta y se le puede considerar azul.
  • Es rico en Omega 3 y también en vitaminas del grupo B. También tiene fósforo y potasio.
  • A este pescado le mola el frío, y nada por las frescas aguas de los mares del norte (el Atlántico Norte, el mar del Norte y/o el Báltico).
  • Por último, parece ser que el bacalao salado (me comentan que se sigue un proceso bastante elaborado que dura unos 20 días) es más digestivo.

Chiste anti-lunes

– Un hombre en un restaurante le grita al camarero: ¡Camarero, camarero! ¡¡¡En la sopa hay una mosca!!!

-Y el camarero le contesta: ¿Y usted cuántas pidió?

Buen lunes

Desde la redacción os deseamos -como siempre- un feliz lunes, lleno de emociones positivas y, al menos, un buen comer 😉

Saludos crujientes por fuera y blanditos por dentro.

Créditos: foto original de un miembro de la redacción de www.putolunes.es. Receta en Youtube de David de Jorge – Robin Food… ¡gracias!

¡Este lunes comemos unos tacos!

Pero qué tacos más ricos… A estas horas, ¡seguro que os apetecen! ¡fuera dietas! Animan el estómago de cualquiera (aunque sea lunes). ¿Habéis estado en México alguna vez? ¿Los habéis probado?

México y su cocina

La gastronomía mexicana, junto con -por ejemplo- la francesa y la dieta mediterránea, forman parte del patrimonio cultural inmaterial que tiene registrado la UNESCO. Concretamente, sobre la cocina mexicana, tenéis información breve aquí, y una explicación del porqué tiene ese reconocimiento en este otro artículo.

Quedar en la lista de este organismo, básicamente es un galardón a la trayectoria histórica de dicha gastronomía, su antigüedad, elaboración colectiva y ser una seña de identidad fundamental para cualquier mexicano.

Los tacos

Hay muchos tipos de tacos, según su contenido o elaboración… Según lo que pongas en ellos, por ejemplo, podemos degustar:

  • tacos de carnitas (cerdo/puerco)
  • de longaniza (mebutido de cerdo)
  • de carne asada (vaca/res)
  • al pastor (cerdo adobado y piña)
  • de barbacoa (borrego, carnero)
  • de birria (chivo)
  • de cochinita (cerdo/puerco adobado con achiote… riquísimos -recomendado por putolunes.es ***)
  • ¡y muchos más!

Os ponemos un vídeo sobre este hombre tan majo que va comiendo tacos por el DF:

Me pregunta un compañero de la redacción: Pero, ¿eso pica?

Depende: cuando te sirven los ricos tacos, te traerán u ofrecerán varias salsas en cuencos pequeños. No te guíes por los colores (rojo no significa que vaya a picar mucho y verde no significa que no pique en absoluto, jejejeje).

Solución: pregunta directamente al mesero (camarero) cuáles pican y cuáles no (y en qué grado).

Como dato adicional, otro redactor de putolunes nos recuerda que hay distintas cocinas dentro del mismo país: la de Michoacán, la yucateca… realmente, cada estado de los que componen el país, tiene algún plato (platillo) digno de chuparse los dedos 😀

A continuación, nuestro chiste anti-lunes:

Chiste para soportar el lunes

– hola, venía a hacerme un tatuaje…

– y qué tatuaje quiere?

– mmm, no sé.

– recuerde que no se borran, debe ser algo que le guste para toda la vida…

– ¡¡¡ándale, tatúeme unos tacos!!!

🙂

Saludos engordando la panza.

Créditos: video de Mark Wiens en Youtube; imagen de Constanze Riechert-Kurtze en Pixabay.

Pizza con piña.

La odias o la amas. No hay punto intermedio.

La pizza hawaiana, como erróneamente se pudiera pensar, no proviene de Hawai (alias Estado Aloha o Estado de la piña), sino que fue una creación de un canadiense de origen griego que tuvo mucho éxito localmente (allí en Canadá, concretamente en Ontario).

Asimismo, muy a pesar de sus detractores, ha sido incluida por la revista Time en la lista de las 13 pizzas más influyentes del mundo 🙂

Otro aspecto que vamos a destacar, es que -según parece- la piña ayuda a la digestión de proteínas: la enzima bromelina, que se encuentra presente en este fruto, facilita dicha digestión. Además, contiene mucha fibra.

Por último, recomendarte desde nuestra redacción que, si quieres comerte una piña rica, puedes ir a uno de los países donde se cultiva (ya tienes la excusa para viajar). Los principales productores son Costa Rica, Brasil, Filipinas y Tailandia, que suman el 50 % de la producción total mundial.

Saludos en almíbar.

Créditos: imagen original en: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Pizza_with_pineapple.jpg (CC By 2.0)

¡Al turrón!

En estas fechas, es inevitable ponerse hasta el ojete de turrón… ya sea del blando o del duro, eso ya es cuestión de gustos. Nadie escapa a la deliciosa mezcla de miel, almendra y claras de huevo 🙂

Los orígenes del turrón tal y como lo conocemos hoy en día, datan de cuando los árabes trajeron este manjar desde la península arábiga hasta los países mediterráneos (España e Italia). O eso dicen los académicos.

Ahora mismo, los hay de mil sabores pero, a mí, el que más me gusta, es «el blando» o el de Jijona. También me mola el pan de Cádiz y los polvorones, pero los dejo para otro post de papeo. Qué, ¿os ha entrado el hambre? jejeje

De regalo, un chiste de los que nos gustan aquí en la oficina:

  • Sr. García, bienvenido a la última entrevista del proceso de selección, ¿nivel de inglés?
  • Alto
  • ¿Cómo diría correr en inglés?
  • To run.
  • ¿Podría hacer una frase?
  • Sí, claro: estas navidades me voy a poner fino de «to run».
  • ¡Contratado!

jiji

Espero que moderéis el consumo de este producto (y de otros) y lo compartáis con vuestros seres más queridos 😉

Saludos con los dedos dulces y pegajosos…

Créditos: imagen original: https://www.flickr.com/photos/mumumio/38719251781/in/photostream/ con licencia CC BY 2.0.