Viaje virtual: monos calientes.

No es pr0n, aunque sí NSFW. En cualquier caso, no os asustéis.

Este lunes os podríamos haber llevado de viaje a comer unos típicos perritos calientes en NYC, pero en su lugar vamos a ver (que no comer) monos calientes en la otra punta del globo.

¡Cogeos la bufanda, que nos vamos a Jigokudani!

Dónde están los monos

Cerca de la ciudad de Nagano (¿Os acordáis? Fue sede de los Juegos Olímpicos de invierno en 1998). Ésta, a su vez, se sitúa en el centro de la isla principal de Japón (Honshu).

Más exactamente, viajaremos al valle de Jigokudani. Esta palabrota significa literalmente Valle del Infierno (dani = valle, jigoku = infierno) y se encuentra en la zona de Yamanouchi, dentro del valle por el que fluye el río Yokoyu.

Qué hacer

Ver monos

¿Nos has traído hasta aquí para ver monos? ¡Si con salir a la calle ya veo un montón!

En primer lugar, vamos a puntualizar: no son monos, son macacos. Tenemos ya una edad y debemos diferenciar un mono de un macaco.

Segundo: vamos a hacer más cosas a parte de mirar cómo se bañan unos bichos peludos, aunque solo con observarles, ya nos relajará el lunes.

¡Dentro vídeo!

Vídeo profesional.

Existe una webcam oficial que realiza streaming y otra con un histórico de fotos. Echad un ojo a las primeras horas de cada día, que es cuando se ven más monos y menos turistas.

Otro vídeo muy mono:

Asuntos de monos.

Al lado de los simios se puede visitar además el manantial de Jigokudani, una especie de géiser de vapor que puede alcanzar 10 metros de alto.

Darnos un baño

Si aún necesitamos más relax, hay onsens cerca. ¿Qué es un Onsen?

Básicamente, consiste en tomar un baño de agua caliente al estilo oriental (perdonad por la definición callejera).

Sin movernos del parque, existe un Ryokan (hostal tradicional japo) llamado Korakukan, justo pegado a los macacos. Os dejamos las fotos y opiniones en TripAdvisor. Pero luego, existe una zona o pueblito de onsens que se llama Shibu Onsen. Hay un montón para elegir. Tenéis la lista en booking de algunos de ellos.

¡Vamos al agua!

___

estrella
recomendación virtual

Para conseguir una experiencia virtual total te sugerimos la inmersión inmediata en una bañera con agua caliente (37-40º). NO más caliente, que te escaldas…

Si echas de menos tener un mono cerca y no tienes pareja, mete a tu mascota.

Tira sales y cosas para que se haga espuma. Efecto nieve ideal.

___

Y ahora, a disfrutar del vídeo. Este hombre tan majo se ha hecho una ruta de onsens… ¡por Fukushima! ¡¡¡Olé tú!!!

Se le va a quedar la piel como una pasa.

Comer mono

En la redacción de putolunes no compartimos gustos tan refinados.

Que noooo… que era broma… ¡¡¡Nada de mono!!!

A lo que vamos ¿A quién no le entra el hambre después de un baño relajante?

En Nagano, es costumbre beber cerveza local y comer erizos de mar. Os dejamos unos enlaces no aptos para veganos ni vegetarianos: erizos marinos e ideas gastronómicas todo en uno, aquí. Más información y fotos made in Japan, aquí.

Viaje físico

Departures Salidas

En caso de que os montéis en un avión y queráis visitar el lugar, os damos algún consejillo más:

– Navegad por la web oficial, ya que tiene información interesante sobre el parque, los monos, cómo es el día a día de un simio, y muchas más monadas.

– Enlace con el folleto oficial (nos aclara cómo llegar y cuenta con un esquema del camino que patearemos durante unos 30′, muy práctico). Llevadlo guardado en PDF en el móvil o meted el papel dentro de un plástico para que no se os moje y se estropee (hablo por experiencia propia).

– Si vais en otoño, además, disfrutareis de los paisajes otoñales sin pasar tanto frío como en invierno.

– Si por el contrario, vais en invierno, recordad llevar calzado y ropa adecuada (la senda de acceso tendrá nieve).

Precauciones durante la observación de monos

Por si viajáis allí físicamente, os damos unos consejos de comportamiento para monos humanos (sí, vosotros). Os servirá para saber cómo actuar en cualquier lugar del Universo en el que haya monos.

Mantén una distancia prudencial con estos seres, cuanta más, mejor. No se te ocurra tocarlos o asustarlos. Recuerda que son animales salvajes y no sabes cómo podrían reaccionar.

No interactúes con los macacos pensando que son mascotas. Aunque les hables, no te van a comprender. O peor aún, podrían entender que les amenazas.

Asimismo, no se les debe mirar fijamente a los ojos (para estos monillos es sinónimo de hostilidad).

Te muerde y entras directo al quirófano número 2.

No les des comida ni se la enseñes o comas delante de ellos, ya que van a intentar quitártela. Igual con tu mochila o pertenencias. Los macacos son curiosos.

Respeta su espacio vital cuando vayas a sacar alguna foto o vídeo, así que no coloques la cámara muy cerca (en los vídeos de arriba se puede ver que la gente pasa de todo). Palos selfie y/o drones son una mala idea.

Experiencias reales

Tampoco habría que decirlo, pero… No os metáis en las aguas termales con ellos. Esperad al onsen del hotel. A no ser que os mole nadar en caca de mono.

Fauna local compartiendo baño.
Experiencia real vivida por Donnie. No os la perdáis.

Chiste anti-lunes

Ahí va:

Un hombre en un cine, nota lo que parece ser un primate sentado a su derecha.

– Perdone ¿Ud. es un mono, verdad? -pregunta muy sorprendido. ¿Por qué está viendo esta película?

– Y responde el mono: me gustó el libro.

Feliz lunes

Desde las oficinas centrales de putolunes, os deseamos un agradable y termal inicio de semana. またね!

Tened cuidado con el lunes.

Créditos:

Imagen de portada tomada de https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Onsen_Monkey.JPG (CC-BY-SA)

Foto de mono enseñando los dientes: Image by Till Schwalm from Pixabay.

Referencias:

Web oficial del parque https://en.jigokudani-yaenkoen.co.jp/

Flores y cerezos en Japón.

Si habías pensado en ir a disfrutar de los cerezos en flor (en Japón) esta primavera, seguramente, no hayas podido.

Se trata de una tradición muy nipona eso de ver las rosáceas florecillas de los cerezos, incluso les gusta estar de picnic (con amigos o familia) a la sombra de los mismos.

Normalmente, tiene lugar entre los meses de marzo y abril, pero depende de las temperaturas. Un compañero del que suscribe ha visto un cerezo en flor aquí en España en… ¡febrero! ¿Cómo es eso? Pues, fácil explicación: porque estaba al lado de una salida de aire de metro, y le daba todo el airecillo caliente… jajajaja

Si te has quedado con ganas de ir, te ponemos un video aquí:

Japón 2020 – sakuras

Parece ser que, algunas de las variedades que se utilizan de manera ornamental, luego no producen frutos… pues vaya. En la redacción de putolunes.es nos gustan mucho las cerezas, ¡qué ricas!

Hablando de cerezas… chiste va:

– ¿Qué le dice una cereza a un espejo?

– ¿Zeré eza?

Bueno, ya estáis planificando para el próximo año una escapada al país del sol naciente…

Saludos y disfrutad de un lunes en rosa.

Créditos: video de Japan BackpackersXpress. Foto original de Kat Jayne en Pexels.