Sabiduría ancestral: A quien madruga…

Inauguramos un nuevo tipo de post en putolunes.es: sabidurías ancestrales. Nos haremos eco de antiguos proverbios pertenecientes a civilizaciones anteriores a la nuestra y que nos pueden iluminar en el duro día a día.

En esta ocasión, os traemos un pensamiento de Confundio, un hombre que fue coetáneo y amigo del gran maestro chino Confucio. Tenemos constancia de que ambos hacían pira a las aburridas clases de «informática básica I» y se iban a tomar licor de flores a la cafetería de la facultad.

Concretamente, el pensamiento de hoy nos hará reflexionar sobre la mala costumbre moderna de madrugar. ¿Es necesario? ¿No sería mejor apagar todas las alarmas y dejar que el cuerpo despierte tras haber descansado lo suficiente? ¿Qué opináis? Los animales no usan despertador. Ahí os lo dejo.

Saludos hormiga en árbol.