Lonchafinismo extremo (FIRE)

Lo estabais pidiendo… hoy, os traemos un novísimo episodio del juego de la rata. En él, nos adentraremos en el lonchafinismo y el ahorro llevados al extremo.

Lonchafinismo y lonchafinistas

Definición loca: dícese del estilo de vida frugal en el que cortamos las lonchas de mortadela del grosor de una hoja de Biblia. Ilusoriamente, creeremos que comemos más por menos dinero.

Si la comparación os ha parecido irreverente, otro día os cuento la historia del compañero de clase que liaba cigarritos de reír con los Hechos de los Apóstoles.

Ahorrar de manera radical no lleva a ningún lado… que debemos cuidar el dinero y los gastos, sí, pero siendo financieramente sensatos.

¡A jugar!

Sin más preámbulos, pinchad en la imagen para jugar al episodio IV que versa sobre el lonchafinismo y el ahorro:

PUTO LUNES Escape room - episodio IV

Chiste anti-lunes

Va uno largo…

Una persona que está en el cielo le pregunta a San Pedro:

—San Pedro, majo ¿qué hay hoy de cenar?

—Hoy tenemos una loncha de jamón de York del Metadona y un yogur sabor arándanos del Lidel.

—Pero cómo va a ser eso -dice el tío- si noto por aquí un olorcito muy rico…

—Pues aquí no es -replica tajante San Pedro- será en el infierno o en el purgatorio, porque hoy de cenar hay una loncha de jamón y un yogur.

Confundido el hombre, baja al infierno y ve que han montado una barbacoa atroz; se pasa también por el purgatorio y observa que están tomando unas Poll-Damm mientras preparan una paella (sin chorizo).

Enfurecido, corre de vuelta para el cielo y le dice a San Pedro:

—San Pedro, colega: en el infierno, una barbacoa; en el purgatorio, una paella que no veas; y aquí, en el cielo, una mierda de loncha de jamón de York y un yogur, anda tío, enróllate, haz una cena en condiciones…

—¡Que no!

—¡Venga ya, hombre!

—¡Que no! ¡¡¡que para cuatro gatos que somos no me pongo a guisar!!!

feliz lunes

Desde las oficinas centrales de putolunes, os deseamos una vida sin excesos, moderando los gastos, pero sin llegar al lonchafinismo extremo sinsentido.

Tened cuidado con el lunes y con el dinero.

Conductores peludos

No, no nos referimos a ese conductor de la línea 113 con barba tan sexy… sino a esos bichitos del reino animal, pertenecientes al orden de los roedores y género Rattus. Nuestras amigas las ratitas.

Ratas al volante

Observad detenidamente el vídeo con los animalitos conduciendo:

Breve entrevista.

En este artículo de la BBC cuentan algún detalle más. El paper, con toda la explicación que queréis, aquí [1].

– Las ratas bajan sus niveles de estrés al conducir estos vehículos. Como bien dice el presentador, sucede lo contrario en los humanos. Será que cuando llegamos al destino no nos recibe la Guardia Civil con gominolas de frutas.

– Se demuestra la plasticidad del cerebro ratuno. Ratas «cuarentonas» aprenden a pesar de los achaques en sus caderas pelonas.

– Para estos animalillos no es lo mismo ir de pasajero que ser conductor. En los humanos pasa lo mismo, diría yo. Por eso los copilotos suelen ir plácidamente dormidos (salvo que seas Luis Moya, claro).

– Disponer de entornos complejos estimula a los seres vivos. Y, al contrario, vivir en lugares aburridos atocina el cerebro. Las ratas que viven con más interacción y estímulos externos (juguetes que les ponen los investigadores) aprenden más rápido.

¿A que son monas?

¡A quién no le gusta que le hagan cosquillitas!

Además, no hace falta sacarlas a las 7 de la mañana al parque.

Conducción humana Vs conducción roedora

Ahora lo entiendo… a esos coches que no señalan el cambio de carril o que van a salir de una rotonda… ¡les falta el cable de marcar intermitente!

También me siento muy roedor cuando me toca ir al psicotécnico para renovar el carnet. Quitad el sonido, porque los comentarios son insufribles (id directamente al 8′ 44″):

Evaluando, entre otras cosas, la coordinación visomotriz.

___

Desde putolunes llamamos a la prudencia en carretera:

mantened una velocidad moderada, no juguéis con el móvil y conservad la distancia de seguridad.

Aprendamos algo de nuestras amigas las ratas, porfi.

___

Reflexión

El mundo que nos rodea influye en nuestros cerebros y éstos se adaptan a él en mayor o menor medida. Sin elementos atractivos externos, las neuronas acaban más oxidadas que las cucharillas de café del Titanic.

¿Que pensáis? Vuestro entorno cercano ¿os cuece u os enriquece?

Hora de jugar

¡Atención, que tenemos episodio nuevo de nuestro juego!

Con más efectos especiales (cartel de risas) pero el mismo humor de siempre.

Rata (Bansky style) con gafas 3D.
Ratita en el laboratorio de putolunes haciendo beta-testing.

Este tercer capítulo tiene una dificultad mayor que los anteriores, que eran únicamente para entrar en calor. A ver qué os parece.

¡Espero que lo disfrutéis! (id al enlace del episodio III)

Chiste anti-lunes

Solamente hoy, 2×1.

Chiste familiar:

—Mami ¿puedo coger el coche?

—No sin mi supervisión.

—Ah, oye, perdona por no tener superpoderes como tú…

Y chiste laboral. Lo podéis contar en el curro:

—David ¿tu jefe conduce?

—No sé, no he probado a electrocutarlo…

Feliz lunes

Desde las oficinas centrales de putolunes, os deseamos plena armonía con vuestros vehículos.

Tened cuidado con el lunes.

Créditos:

– Imagen de portada de Kai Schreiber en Flickr.

Referencias:

[1] L.E. Crawford, L.E. Knouse, M. Kent, D. Vavra, O. Harding, D. LeServe, N. Fox, X. Hu, P. Li, C. Glory, K.G. Lambert,
Enriched environment exposure accelerates rodent driving skills,
Behavioural Brain Research,
Volume 378,
2020,
112309,
ISSN 0166-4328,
https://doi.org/10.1016/j.bbr.2019.112309.
(https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0166432819311763)

La carrera de la rata (mala vida)

Hoy es lunes. Otra vez. Estoy en la que llaman carrera de la rata.

¿Qué es la carrera de la rata?

¿A qué llamamos carrera de la rata? Significa mantener una persecución interminable y que carece de sentido.

Desde un punto de vista social, se denomina «carrera de la rata» al estilo de vida repetitivo, sin momentos para el descanso, en el que una persona vive para trabajar, se gasta el sueldo ganado pagando deudas o cosas materiales, y trabaja más para gastar ese dinero adicional en más bienes materiales o elementos que no le aportan nada a la existencia. Es decir, a caer en una espiral de trabajo-gasto-trabajo sin aspiraciones o logros existenciales.

Una visión particular

Echad un ojo a este vídeo corto que os pongo en el blog. Resume muy bien el estilo de vida contemporáneo y la carrera de la rata en toda su crudeza.

Dramatización animada del concepto «carrera de la rata»

¿Se parece tu vida a la del vídeo?

Test de la rata

Tenemos que ser conscientes de si ya estamos dentro de una rueda como las de los hámsters o viviendo a la carrera…

  • ¿madrugas todos los días para ir a currar?
  • ¿trabajas y casi te gastas todo el salario?
  • ¿de lunes a viernes no tienes momentos de descanso?
  • ¿tu única esperanza es disfrutar de los fines de semana?
  • ¿y eso es así todos los meses y año tras año hasta que llegue la fecha de jubilación?

Si has contestado afirmativamente a dos o más de las preguntas, efectivamente, eres un corredor más.

Cómo salir de la carrera de la rata

Algunos consejos para dejar de ser una rata del montón y escapar para ser más feliz (o menos infeliz):

Haz una autoevaluación y reflexiona

  • Tómate un tiempo para pensar sobre tus objetivos, prioridades y valores. ¿Qué es lo que realmente deseas en la vida? ¿Qué te hace feliz? ¿Qué te gustaría lograr?
  • Considera si estás atrapado en una rutina que no te satisface. ¿Estás trabajando solo por dinero o por otras razones más significativas? ¿Te pasas el día corriendo de un lado para otro? (esto ya lo vimos en el test)

Define qué es el éxito para ti

  • La «carrera de la rata» se basa en la búsqueda constante de más dinero, más propiedades materiales y mayor estatus social. Sin embargo, el éxito puede tener diferentes significados para cada persona.
  • Define qué significa exactamente el éxito para ti. Puede estar relacionado con la familia, la salud, la creatividad, la contribución a la sociedad o el equilibrio entre trabajo y vida personal.

Edúcate financieramente

  • Aprende sobre finanzas personales y cómo administrar tu dinero de manera efectiva. Esto te ayudará a tomar decisiones financieras más conscientes y a evitar caer en la trampa de la deuda o el consumismo excesivo (sé un poco rata en ese sentido xD).

Desarrolla habilidades de acuerdo a tus pasiones

  • Invierte tiempo en desarrollar habilidades que te apasionen. Esto puede incluir aprender un nuevo idioma, tocar un instrumento musical, pintar, escribir o cualquier otra actividad creativa.
  • Encuentra una pasión o un hobby que te haga sentir realizado y que no esté directamente relacionado con el trabajo.

Explora alternativas

  • Investiga opciones de trabajo alternativas, como el emprendimiento, ponerte como freelance o la creación de un negocio propio.
  • Considera trabajar en áreas que te interesen genuinamente, incluso si eso significa ganar menos dinero inicialmente.

Busca el equilibrio entre trabajo y vida personal

  • Prioriza tu bienestar emocional y físico. No sacrifiques tu salud ni tus relaciones personales por el trabajo.
  • Establece límites claros entre el tiempo de trabajo y el tiempo personal. Desconecta el móvil cuando sea necesario. ¡Déjalo en la mesa cuando vayas al baño!

Forma una red de apoyo

  • Busca personas que compartan tus objetivos y valores. Rodéate de amigos y/o familiares que te apoyen en tu búsqueda de una vida más significativa y no de otras ratas que solamente te quieran por el interés.
  • Considera unirte a grupos o comunidades que promuevan un estilo de vida equilibrado y enriquecedor.

Reflexión sobre la carrera de la rata y la vida en general

Tu vida… ¿se parece al vídeo de Youtube de arriba? ¿es como una carrera de la rata distópica y apestosa?

¿Qué no te gusta de tu vida actual? Es hora de cambiarlo.

Créditos: video original de Steve Cutts.