Viaje virtual: monos calientes.

No es pr0n, aunque sí NSFW. En cualquier caso, no os asustéis.

Este lunes os podríamos haber llevado de viaje a comer unos típicos perritos calientes en NYC, pero en su lugar vamos a ver (que no comer) monos calientes en la otra punta del globo.

¡Cogeos la bufanda, que nos vamos a Jigokudani!

Dónde están los monos

Cerca de la ciudad de Nagano (¿Os acordáis? Fue sede de los Juegos Olímpicos de invierno en 1998). Ésta, a su vez, se sitúa en el centro de la isla principal de Japón (Honshu).

Más exactamente, viajaremos al valle de Jigokudani. Esta palabrota significa literalmente Valle del Infierno (dani = valle, jigoku = infierno) y se encuentra en la zona de Yamanouchi, dentro del valle por el que fluye el río Yokoyu.

Qué hacer

Ver monos

¿Nos has traído hasta aquí para ver monos? ¡Si con salir a la calle ya veo un montón!

En primer lugar, vamos a puntualizar: no son monos, son macacos. Tenemos ya una edad y debemos diferenciar un mono de un macaco.

Segundo: vamos a hacer más cosas a parte de mirar cómo se bañan unos bichos peludos, aunque solo con observarles, ya nos relajará el lunes.

¡Dentro vídeo!

Vídeo profesional.

Existe una webcam oficial que realiza streaming y otra con un histórico de fotos. Echad un ojo a las primeras horas de cada día, que es cuando se ven más monos y menos turistas.

Otro vídeo muy mono:

Asuntos de monos.

Al lado de los simios se puede visitar además el manantial de Jigokudani, una especie de géiser de vapor que puede alcanzar 10 metros de alto.

Darnos un baño

Si aún necesitamos más relax, hay onsens cerca. ¿Qué es un Onsen?

Básicamente, consiste en tomar un baño de agua caliente al estilo oriental (perdonad por la definición callejera).

Sin movernos del parque, existe un Ryokan (hostal tradicional japo) llamado Korakukan, justo pegado a los macacos. Os dejamos las fotos y opiniones en TripAdvisor. Pero luego, existe una zona o pueblito de onsens que se llama Shibu Onsen. Hay un montón para elegir. Tenéis la lista en booking de algunos de ellos.

¡Vamos al agua!

___

estrella
recomendación virtual

Para conseguir una experiencia virtual total te sugerimos la inmersión inmediata en una bañera con agua caliente (37-40º). NO más caliente, que te escaldas…

Si echas de menos tener un mono cerca y no tienes pareja, mete a tu mascota.

Tira sales y cosas para que se haga espuma. Efecto nieve ideal.

___

Y ahora, a disfrutar del vídeo. Este hombre tan majo se ha hecho una ruta de onsens… ¡por Fukushima! ¡¡¡Olé tú!!!

Se le va a quedar la piel como una pasa.

Comer mono

En la redacción de putolunes no compartimos gustos tan refinados.

Que noooo… que era broma… ¡¡¡Nada de mono!!!

A lo que vamos ¿A quién no le entra el hambre después de un baño relajante?

En Nagano, es costumbre beber cerveza local y comer erizos de mar. Os dejamos unos enlaces no aptos para veganos ni vegetarianos: erizos marinos e ideas gastronómicas todo en uno, aquí. Más información y fotos made in Japan, aquí.

Viaje físico

Departures Salidas

En caso de que os montéis en un avión y queráis visitar el lugar, os damos algún consejillo más:

– Navegad por la web oficial, ya que tiene información interesante sobre el parque, los monos, cómo es el día a día de un simio, y muchas más monadas.

– Enlace con el folleto oficial (nos aclara cómo llegar y cuenta con un esquema del camino que patearemos durante unos 30′, muy práctico). Llevadlo guardado en PDF en el móvil o meted el papel dentro de un plástico para que no se os moje y se estropee (hablo por experiencia propia).

– Si vais en otoño, además, disfrutareis de los paisajes otoñales sin pasar tanto frío como en invierno.

– Si por el contrario, vais en invierno, recordad llevar calzado y ropa adecuada (la senda de acceso tendrá nieve).

Precauciones durante la observación de monos

Por si viajáis allí físicamente, os damos unos consejos de comportamiento para monos humanos (sí, vosotros). Os servirá para saber cómo actuar en cualquier lugar del Universo en el que haya monos.

Mantén una distancia prudencial con estos seres, cuanta más, mejor. No se te ocurra tocarlos o asustarlos. Recuerda que son animales salvajes y no sabes cómo podrían reaccionar.

No interactúes con los macacos pensando que son mascotas. Aunque les hables, no te van a comprender. O peor aún, podrían entender que les amenazas.

Asimismo, no se les debe mirar fijamente a los ojos (para estos monillos es sinónimo de hostilidad).

Te muerde y entras directo al quirófano número 2.

No les des comida ni se la enseñes o comas delante de ellos, ya que van a intentar quitártela. Igual con tu mochila o pertenencias. Los macacos son curiosos.

Respeta su espacio vital cuando vayas a sacar alguna foto o vídeo, así que no coloques la cámara muy cerca (en los vídeos de arriba se puede ver que la gente pasa de todo). Palos selfie y/o drones son una mala idea.

Experiencias reales

Tampoco habría que decirlo, pero… No os metáis en las aguas termales con ellos. Esperad al onsen del hotel. A no ser que os mole nadar en caca de mono.

Fauna local compartiendo baño.
Experiencia real vivida por Donnie. No os la perdáis.

Chiste anti-lunes

Ahí va:

Un hombre en un cine, nota lo que parece ser un primate sentado a su derecha.

– Perdone ¿Ud. es un mono, verdad? -pregunta muy sorprendido. ¿Por qué está viendo esta película?

– Y responde el mono: me gustó el libro.

Feliz lunes

Desde las oficinas centrales de putolunes, os deseamos un agradable y termal inicio de semana. またね!

Tened cuidado con el lunes.

Créditos:

Imagen de portada tomada de https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Onsen_Monkey.JPG (CC-BY-SA)

Foto de mono enseñando los dientes: Image by Till Schwalm from Pixabay.

Referencias:

Web oficial del parque https://en.jigokudani-yaenkoen.co.jp/

Viaje virtual: auroras polares en Laponia.

Las auroras polares son algo digno de ver. Y, si es posible, in situ. En Laponia.

Suceden en latitudes extremas, en los polos.

Sí, jejeje. El vídeo es de Noruega, no de Finlandia. Es que nos ha gustado mucho. Que nos perdonen nuestros lectores finlandeses.
Ahora sí, auroras boreales en tierras finlandesas (y cielos finlandeses).

Desde aquí, una manera cómoda de verlas es -por ejemplo- viajar hasta Finlandia (más exactamente, al norte, a la Laponia finlandesa). ¡Vamos!

¿Dónde está la Laponia finlandesa?

Se sitúa en la Europa más fresquita:

Y subiremos hasta aquí:

Es la región administrativa más septentrional del país. Forma parte, a su vez, de la «Laponia geográfica».

¿Cómo llegar?

Si viajáramos físicamente, deberíamos coger un vuelo (seguramente con alguna escala) a Helsinki y, ya desde la capital, movernos más al norte, a Ivalo, Kittilä o Rovaniemi (hay trenes y aviones para ello).

En nuestro viaje online, solo necesitamos un buen sofá y una mantita por si nos da frío. Coste cero y huella de carbono mínima.

La región

Como hemos dicho antes, se trata de la zona más norteña de Finlandia, con una extensión de unos 100.000km2 y no llega a 200.000 habitantes. De clima ligeramente invernal, cuentan que los primeros copos de nieve caen a finales de agosto o principios de septiembre…

Su capital se llama Rovaniemi y puede ser una buena base para realizar un tour por el lugar. Las temperaturas allí son, por así decir, «frescas». Y la media de horas de sol para el mes de diciembre es de 3. ¿Tres? Sí. Todos los datos, aquí.

¿Qué hacer en Laponia?

Hoy queremos ver las auroras boreales o Northern Lights.

___

copo de nieve azul

Para lograr una experiencia máxima, recomendamos apagar las luces de toda la casa, bajar las persianas, sacar del congelador una caja de croquetas y abrazarse a ella como si fuera nuestro primer amor. Ya estamos en Laponia.

___

¡¡¡Ejem!!! ¿Cómo las queremos ver las auroras? ¡Al calorcito!

Dentro vídeo:

Resort pijo con sus igloos (minuto 2:36).

Vamos con la experiencia:

Esta pareja tan agradable nos enseña un igloo-mirador por dentro.

Si os ha dado envidia, podéis elegir un alojamiento nocturno de esta lista. [1]

Y, para los más aventureros, así se fotografían las auroras:

Los nativos Miika y Timo nos conducen de excursión fotográfica.

En el vídeo usan una app para ver la probabilidad de auroras. En putolunes hemos encontrado esta web por si os hace falta.

Fotos chulas

Gente muy profesional ya ha hecho fotos increíbles. Echad un ojo a la siguiente galería.

Otra galería -extraordinaria- con las mejores fotos del Northern lights photographer of the year (no sabíamos ni que existía este concurso) del diario The Guardian, aquí mismo.

Viaje físico

Para aquellos que vayáis a realizar el viaje de verdad, os contamos más cosas:

Consejos

– Llevad ropa de abrigo.

– Llevad buena ropa de abrigo.

– Llevad buena ropa de calidad y de abrigo.

– Hace mucho frío, así que: llevad ropa de abrigo (¿lo hemos dicho ya?). Incluid: ropa interior térmica, capa intermedia calentita, cortavientos, capa exterior impermeable (o específica para nieve), gorro, guantes, bufanda… No os vais a arrepentir de poneros encima todo eso.

– Y calzado adecuado para pisar nieve ¡o hielo! (vuestro coxis os lo agradecerá)

Claro, si vais en verano, olvidaos de la lista de arriba.

Expectativas Vs realidad

A veces esperamos ver algo alucinante, pero la realidad nos puede decepcionar.

Jan «el honesto» nos explica cómo es ver en directo una aurora boreal.

Chiste anti-lunes

Hemos llamado a Mikko, nuestro amigo y contacto en Finlandia, pero parece que está fuera de cobertura. Así que, a falta de un chiste original, os ponemos este encontrado en Internet. No nos hacemos responsables del daño mental ocasionado.

Tres hombres están desnudos en una sauna y, de repente, empieza a sonar un pitido.

El primer hombre, ingeniero por la Universidad Politécnica de París, aprieta su antebrazo y el pitido se detiene. Ante la mirada sorprendida del resto, dice: es mi localizador. Tengo un microchip bajo la piel.

Unos minutos después suena una melodía polifónica y el segundo hombre, licenciado por la Universidad de Harvard, pone el pulgar en la oreja y el meñique en la boca y empieza a hablar.

Cuando acaba se dirige al resto y les dice: es mi teléfono móvil. Lo tengo implantado bajo la piel de la palma de la mano.

El tercer hombre, un comerciante africano licenciado en una universidad ubicada en el medio de la nada, sintiéndose tecnológicamente desubicado, decide ausentarse un rato y aprovecha para ir al servicio. A los pocos minutos vuelve a la sauna con un pedazo de papel de water colgándole del trasero.

Ante la estupefacción de todos los concurrentes se da cuenta y, dirigiéndose a ellos, dice: muchachos, estoy recibiendo un fax.

Feliz lunes

Desde la redacción de putolunes os deseamos un magnético comienzo de semana. Somás beaivvi! [2]

Tened cuidado con el lunes.

Créditos:

Imagen de portada cortesía de likesilkto en Pixabay. https://pixabay.com/es/photos/aurora-alaska-fairbanks-nieve-1057948/ (licencia CC)

Referencias:

[1] Portal de turismo de Finlandia. www.visitfinland.com

[2] Idiomas Sami. Wikipedia. https://en.wikipedia.org/wiki/S%C3%A1mi_languages

¡Merengue!

Merengue, pero no del de comer… jiji. ¡Del de bailarrrr!

El lunes pasado estuvimos de viaje en la República Dominicana y, claro, nos hemos quedado un chin más.

Si no sabéis la diferencia entre salsa, merengue, bachata, reggaetón… no os preocupéis (en la redacción tampoco sabíamos nada hasta hace unos años). Os ponemos a continuación una canción archiconocida. Así suena un merengue.

(dad al play y la música os irá acompañando a la vez que leéis)

¡¡¡Dame vitamina de cariño!!!

Muy breve historia del merengue

Este género musical bailable aparece en la República Dominicana a finales del siglo XIX. Aunque en sus orígenes bastara con bandurrias y guitarras, se toma como aceptado que un merengue típico es el interpretado por 3 instrumentos: la tambora (origen africano), la güira (local) y el acordeón (influencia europea – de Alemania).

Más adelante, ya en el siglo XX, las grandes orquestas de la época (denominadas big bands) dan un cambio al género y se introducen instrumentos de viento como el saxofón. Aparece el merengue orquestal o merengue de salón.

En una segunda ola, años 80 y 90, artistas concretos toman la batuta y abanderan el divertido merengueo. Una muy extensa lectura sobre el merengue y su evolución la podéis encontrar en el libro que os dejamos en referencias [1].

Por otro lado, tanto la música como el baile del merengue están incluidos en el patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO.

(pausad un momento la bilirrubina para que podáis ver el siguiente vídeo jejejeje – en la redacción nos sigue sonando)

Interesante historia del merengue en imágenes.

Cómo bailar merengue

¿Os ha picado el gusanillo? Escuchar música nos alegra mucho los lunes, pero bailar es otro nivel. Vamos a ver unos ejemplos. Si os ve el jefe, bailad con él.

– Cómo movernos a lo dominicano:

Anthony y Carla bailan muy bonito y sencillo.

– Si queréis aprender desde cero, hay videotutoriales a porrón por la red de redes… una pista: es parecido a andar rápido. No tiene más misterio 😉

Aviso, id calentando tobillos, rodillas y caderas:

Minicurso con 3 vídeos. Os lo hacéis y billete para la República Dominicana.

– En unos meses, sin excusas, os quiero ver como Flor y Facu:

Locura bailonga demasiado PRO.

Ya os imagino mañana, entrando por la puerta de la oficina o del taller, así (camisa desabrochada incluida).

Chiste anti-lunes

Ahorita mismo llega lo que más nos anima. El chiste:

Está una cucaracha bailando como loca con todas las patas en alto, y se le acerca otra y le pregunta:

– Morena guapa, eso que bailas ¿es merengue o reggaetón?

+ Es… (sonido de spray) ¡¡¡esnifadita de RAID!!!

_________

corazón verde
putolunes es salud

nota: putolunes aboga por un estilo de vida saludable. En ningún caso nos haremos responsables de los efectos que podrían producir en los lectores sustancias para el «consumo» animal.

Feliz lunes

Desde la redacción de putolunes.es os deseamos un rítmico y divertido comienzo de semana.

Tened cuidado con el lunes.

Créditos: foto de portada gracias a pxfuel.com. Logo de corazón, de Twitter (CC-BY-4.0).

Referencias:

[1] Pérez De Cuello, C. y Solano, R. (2003). El merengue : música y baile de la República Dominicana. Santo Domingo, D.N., Dominican Republic: Lourdes Saleme y Asociados

¡Al Caribe! (isla Saona)

Lo sabemos, estamos en noviembre, no es verano. No vivimos en la República Dominicana (que es el país donde está la isla Saona). ¿O sí?

A aquellos que nos leéis desde aquel maravilloso lugar, enhorabuena. A los que estáis (estamos) al otro lado del océano: recordemos que la mente es poderosa. No estamos allí físicamente, pero podemos ir mentalmente. Acompañadme.

¿Dónde está la República Dominicana?

Dónde va a estar ¡en el Caribe! (Sí, nos gusta mucho. Qué le vamos a hacer…)

Existen muchos sitios interesantes dentro de la república. Pero hoy elegimos la espectacular isla Saona.

Y ¿dónde se encuentra isla Saona?

Al sureste del país. Forma parte del Parque Nacional Cotubanamá.

¿Cómo llegar?

Algo muy común (en caso de viajar físicamente) es aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Punta Cana, para luego alojarse en algún resort de Bávaro o la misma Punta Cana. Desde nuestro hotel, habrá que ir al pueblo de Bayahíbe, que es de donde parten las embarcaciones que nos llevarán finalmente a la isla.

Obviamente, hay varias opciones a la hora de contratar la excursión: vía hotel, vía agencia, por libre… en este viaje online todo es más fácil. Poneos el bañador y acompañadme.

La isla

Se trata de una islita de unos 110km2, de gran riqueza en cuanto a fauna y flora: especies endémicas, lagunas, manglares, corales, tortugas… echad ojo a la Wikipedia.

¿Qué hacemos en isla Saona?

A continuación os mostramos un vídeo de lo que puede ser una excursión típica. Os podéis hacer una idea de cómo es y lo que hacen (hacemos) el 90% de los turistas. No os agobiéis, que luego os damos más pistas para disfrutar.

Descripción visual de una excursión estándar.

En las imágenes cuentan que la piscina natural está a 400km de la costa. Se han confundido de unidad… jejeje. Son unos 400 metros 🙂

Vamos con las actividades para deleitarnos. Podremos:

– Bañarnos en las denominadas «piscinas naturales» (sale en el 3:55 del vídeo anterior). Estas piscinas, realmente son creadas por bancos de arena (por ejemplo, el que está en frente de la playa La Palmilla) que tienen como efecto que el agua no nos cubra más de un metro aprox… Ideal para los que tienen miedo si no hacen pie.

___

Atención
Gafas de sol (sunglasses)

Como nos estamos teletransportando a través de cables y ondas, para mejorar tu experiencia virtual caribeña, es necesario que en este preciso momento te quites los calcetines, coloques un barreño con agua templada en el suelo y metas los pinreles dentro.

Igualito a estar allí.

___

Prosigamos con más cosas que hacer:

– Ver pececillos de colores y estrellas de mar. Digo ver, no cogerlas. Y mucho menos manosearlas y sacarlas del agua… Hay controversia al respecto pero, desde putolunes, estamos a favor de no molestar mucho a seres vivos. Vive y deja vivir.

– Una vez llegados a la isla, pasear por el pueblo de pescadores. Se llama Mano Juan.

– Visitar un santuario de tortugas. Parece que llegan a Saona 3 especies, sobre todo, la tortuga carey.

Vídeo con tortuguitas.

– Sacarnos la típica foto pal feis (o instagram si somos guapos) apoyados en una palmera. Cuidado con los cocos ¡que pueden caer! (sí, todos esos cocos que se ven por la arena, cayeron en algún momento de su árbol)

– Ya en el plano lúdico, bailar merengue o bachata gracias a las animaciones organizadas.

– Por último (la opción más chula), alojarnos allí y así gozar de los momentos con menos visitantes. ¿Es posible?

Alan nos muestra la isla cuando todos se van (minuto 6).

Espero que os haya gustado. Coged una toalla y secaos los pies.

Os dejamos con consejos adicionales.

Ojo también a…

Si hacéis el viaje real, estad atentos a las siguientes cosillas:

– Coged y poneos un protector solar. Hemos visto espaldas más rojas que la bandera de china (ponerse la toalla en plan poncho es una solución).

– Llevad, si os gusta, un snorkel o gafas de buceo. En algunas excursiones suelen tener, pero si ya lo llevamos, mejor.

– Una mochila resistente al agua o que no se eche a perder si se moja es muy práctica en este tipo de excursiones. Estaremos pasando del barco al agua o del agua a la arena todo el tiempo.

– El pompis se os podrá quedar dolorido si el trayecto de ida y vuelta es en lancha rápida. Los asientos son duros y la embarcación suele dar bastantes botes dependiendo del brío que le ponga el piloto.

– Normalmente, si el trayecto de ida lo haces en lancha, el de vuelta es en catamarán (o viceversa). Pero conviene asegurarse y preguntar.

– El viento al navegar también será importante, así que unas gafas de sol y/o gorra bien fijada a la cabeza pueden ayudar.

– Con toda seguridad, en la parada de la piscina natural, te sacarán fotos para inmortalizar el momento. Atención al precio y al regateo.

– Ah, respecto a la guita, llevad dinero en efectivo por si hacéis alguna compra.

– Y, como siempre: lo barato sale caro. Puede no merecer la pena ahorrarse 30 dólares si el barco en el que montas no tiene los papeles en regla (licencia, seguro, etc). A veces se nos olvida.

Chiste anti-lunes

Lo mejor del lunes:

En una playa caribeña, un borracho que está en la orilla empieza a gritar: ¡una ballena! ¡una ballena!

La gente sale corriendo del agua sorprendida y el borracho sigue gritando: ¡una ballena!

Se acerca un hombre y le dice al borracho: pero qué dices ¡qué ballena ni qué ballena! Si son dos botellas de ron…
+ Sí, pero ¡UNA VA LLENA!

Feliz lunes

Disfrutad del sol y el calor allí donde estéis.

Tened cuidado con el lunes.

Créditos: imagen de portada cortesía de nuestro fotógrafo en la redacción.

Viaje virtual: Oaxaca (México), Día de muertos.

La muerte no es un tema del que nos guste hablar, y menos todavía, un lunes. Un día estás aquí, y mañana, te atropella un camión, y estás allí. Estamos de paso: tú, el vecino del taladro de los domingos, el jefe que te amenaza con echarte a la calle, el Sr. Consejero de Hacienda, la de la frutería, Bin Laden… todos.

Y, hablando de pasar, para pasar el fatídico lunes (no me lloren), nos toca viaje virtual.

Hay culturas que tienen otra relación con la muerte. Por ejemplo, la mexicana. Allí, celebran lo que se llama el Día de Muertos (artículo altamente recomendable para meterse en harina). Por otro lado, estas celebraciones están reconocidas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO. Vámonos.

¿Dónde está Oaxaca?

Aquí (mirad el mapa de abajo), es un estado de la costa pacífica de los Estados Unidos Mexicanos:

En un par de aviones nos plantamos allí.

¿Qué hacer en Oaxaca?

Muchísimas cosas. Pero, justo en torno a estos días (31 de octubre, 1 y 2 de noviembre), asombrarnos con las celebraciones del Día de los Muertos. Os dejo un precioso vídeo al respecto:

Oaxaca es uno de los lugares de México donde más se celebra este evento.

Si viajáis hasta esta población, podréis, entre otras cosas:

– Contemplar respetuosamente la vigilia que se realiza en los panteones: las familias van a los cementerios (llamados panteones), decoran la tumba y la iluminan con velas; sus miembros hacen turnos hasta el amanecer con el fin de que no se quede sola.

– Si teneis algún amigo íntimo, quizá hasta podáis ver el altar que pone en su casa de forma privada.

– De manera más distendida, podreis ver los altares públicos y desfiles que se organizan en las calles. Diversos colectivos (barrios, escuelas, locales, etc) participan poniendo sus altares en la vía pública para deleite visual de quien se acerque.

– Dejaros ensimismar con las decoraciones y sentir el aroma de la flor de Cempasúchil.

Ah, y como no, en México siempre hay un momento para comer:

– Sobre todo, «Pan de muerto». La receta aquí. ¡Está de ídem!

– Pero, también: calaveritas dulces, tamales… riquísimo.

Esta pareja anda de visita en Oaxaca y nos lo cuenta de una forma bastante amena:

Bonito y completo recorrido en el que se ilustra lo que os hemos avanzado.

Este 2020 será complicado, pero el programa del año pasado (2019) lo tenéis aquí mismo.

Más en detalle

Chimpancé leyendo un libro.
Mono lector, mono sabio.

Si os ha gustado el tema y queréis profundizar, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México ha publicado un cuaderno muy interesante. En él se discute sobre el verdadero origen de las festividades y muestra ejemplos de cómo se celebra en distintos sitios del país. Asimismo, se trata la influencia que ejerce el turismo con sus pros y contras. Espero que lo disfrutéis.

Chiste anti-lunes

Por fin, lo que estabais esperando:

Dos cazadores están en el bosque y uno de ellos, de repente, se desmaya. Parece que no respira…
– El otro hombre coge el móvil, llama al 112 (emergencias) y dice jadeando al operador: ¡Mi amigo está muerto! ¿Qué puedo hacer?
+ El operador, en tono calmado, le responde: Tómelo con calma, les puedo ayudar. Primero, vamos a asegurarnos de que está muerto.
Se hace un silencio y se escucha a continuación un disparo.
– De regreso al teléfono, el cazador dice: Y ahora ¿qué?

Feliz lunes

Desde la redacción de putolunes os deseamos un buen comienzo de semana. Vivid al máximo.

Y tened cuidado con el lunes.

Créditos: foto original de portada de DanausMx en Pixabay. Imagen de chimpancé y libro de Thomas Skirde también en Pixabay. ¡Gracias!