Soy una nube.

Nos toca hablar de meditación. Pero, antes, os contamos una breve historia. Poneos cómodos, se tarda un 1 minuto en leer.

(…)

Aún de noche, cristales cubiertos de un velo translucido de rocío, los empleados iban desfilando por la moqueta y ocupando sus lugares. Quizá, un tímido a la par que forzado «buenos días», emanaba de vez en cuando de alguna boca.

Inmersos en el seco invierno, en aquel polígono industrial de las afueras metropolitanas, llegar a la oficina no era tan negativo. Decenas de ordenadores con sus pequeños ventiladores Made in Taiwan generaban una ligera y templada brisa muy de agradecer.

La mañana avanzó con el tedio que se supone propio de un típico lunes laboral. Súbitamente, una frase: «Soy una nube».

De nuevo, «soy una nube».

Una chica a tres mesas de distancia exhalaba el aire muy lentamente moviendo sus brazos cual ave elevada por corrientes térmicas. Solamente repetía esas palabras: «Soy una nube, soy una nube».

«Se han caído los sistemas», lanzó cual jarro de agua fría una compañera suya. El pánico y el caos corporativo se desataba de inmediato sobre todos los allí presentes…

(…)

Vivencia pasada cortesía de nuestro redactor senior aquí en las oficinas centrales de putolunes.

¿Qué es la meditación?

La chica del episodio anterior estaba intentando eliminar tensión a su manera, aunque hay otras formas de prepararse para lidiar con situaciones complicadas. Por ejemplo, la meditación.

La meditación es una práctica ancestral mediante la cual entrenamos la mente con el objetivo de conseguir un estado de claridad y calma emocional. (Sí, no es algo trivial.)

Vamos a ver un vídeo sobre ello, a ver si nos enteramos mejor:

Sabiduría monacal.

Tenéis el mismo vídeo en los archivos de la tele española (por si os falla YouTube), aquí.

Efectos positivos (según estudios):

Parece que tener el hábito de meditar cambia la estructura biológica del cerebro (a mejor). Se produce más actividad en el córtex prefrontal izquierdo del cerebro, área relacionada con la felicidad. Además, reduce el volumen de la amígdala, la cual está ligada al miedo o al estrés. Por todo ello:

– mejoraremos la concentración;

– prestaremos mayor atención al presente;

– haremos gala de una mayor creatividad;

– mejoraremos nuestra auto consciencia y autoestima;

– tendremos más estabilidad emocional;

– sentiremos menos estrés;

– empatizaremos y conectaremos mejor con los demás (qué necesario ésto…);

– podremos reducir la ansiedad y depresión;

– nos hará más felices (se cree que es así según mediciones realizadas de ondas gamma).

¿Cómo meditar?

Para los novatos, si no hemos probado esto de la meditación nunca, lo más fácil será empezar por intentarlo durante 1 minuto:

Solo un minuto. No tenemos nada que perder. ¡Vamos!

¿Lo habéis conseguido? ¿Cómo os encontráis ahora?

En próximos posts nos adentraremos más en la meditación, en los tipos de meditación que hay y cómo hacerlo (si queremos) durante más tiempo.

Chiste anti-lunes

Ahora sí, el chiste:

Un monje zen va a comprar un bocadillo de lomo a un puesto callejero. Se acerca, pide y el vendedor le da la comida.

A continuación, el monje le paga con un billete de 5 euros tibetanos. El vendedor se guarda el billete en el bolsillo.

– El monje zen pregunta: ¿dónde está mi cambio?

+ Y el vendedor le contesta: el cambio debe venir de tu interior…

Feliz lunes

Todo el equipo de putolunes os desea un buen inicio de semana. Ohmmm…

Tened cuidado con el lunes.

Créditos: foto de portada cortesía de «Glg» en wikimedia commons (CC BY-SA 2.0).

La felicidad… según Ortega y Gasset

La felicidad… ¿qué es? Como ejemplo, levantarse a las 7 de la mañana un lunes, creemos que no es felicidad (salvo que cojas un avión al Caribe, ahí todo perfecto).

Aquí en la redacción de putolunes, no sabemos qué es ser feliz, pero la mayoría de nosotros sí intuimos qué es o cómo no serlo. O, al menos, sabemos qué cosas de la vida no nos gusta hacer. Por tanto, parece lógico que, cuanto más llenemos nuestro día a día con cosas que nos gusten y nos den alegría, mejor.

Vamos a ver qué dice gente con neuronas más preparadas acerca del tema. Este lunes, escuchamos a José Ortega y Gasset. Echad un ojo a su vida y entorno, que suelen ser relevantes para comprender cómo desarrolla sus ideas.

Definición de felicidad

Según Ortega y Gasset, disfrutaremos de más felicidad cuanto más se parezcan nuestra vida ideal y nuestra vida real.

Asimismo, cuanto más tiempo pasemos haciendo actividades que nos satisfacen, más felices vamos a ser. Véase imagen a continuación:

Felicidad campestre. ¿Envidia?

¿Qué os parece? ¿Estáis de acuerdo con la definición? En ese caso, ¿cuál sería vuestra vida ideal?

Describid un día cualquiera de esa vida ideal y comprobad si se parece a la vida real que lleváis. ¿Difieren mucho? ¿Sí? Houston, tenemos un problema. Hay que cambiar algo.

En caso de que seáis 100% felices, ¡¡¡enhorabuena!!! Pero en el caso de que no lo seáis o queráis serlo más… ¿Qué hacer? ¿Cómo conseguir que nuestro día día se parezca a la vida perfecta?

Hay personas que me dicen que lo consiguen rebajando sus expectativas, aunque, no se trata de bajar el listón de nuestra vida ideal, sino de conseguir que nuestra vida terrenal sea mejor, ¿no?

Desde este blog, os animamos a que cambiéis o eliminéis -poco a poco- todo aquello que no os gusta de vuestras vidas.

¿Listos?

Chiste anti-lunes

Ahora, la vitamina anti lunes:

– chico a chica: Quiero que nos casemos y seamos felices

– chica a chico: Decídete.

Feliz lunes

Esperamos que os haya gustado el post pequeñín de hoy y que os hayan entrado ganas de filosofar. ¡Un saludo a mi profe de filosofía de secundaria! ¡Un grande!

Como siempre, tened cuidado con el lunes, no saltéis innecesariamente, y estad atentos el resto de la semana.

Saludos feliz como una perdiz.

Créditos: imagen de perro (CC0) y hombre saltando (CC0).

FIRE ¿fuego?

No, no os vamos a hablar del calorífico elemento, ni de cómo hacer ídem en situaciones de supervivencia, ni de cómo cocinar unas costillas a la parrilla… qué decepción, ¿verdad? Esperad un poco, que viene el FIRE con todas las letras.

Siglas

Vamos a ver qué es este palabro: FIRE.

«Últimamente», hay un movimiento que se escucha mucho por la Internet, al que se le denomina FIRE por sus siglas en inglés: Financial Independence Retire Early. ¿Qué significa?

Pues, algo muy sencillo, más viejo que beber a morro de una fuente, pero con un nombre chulo. De manera llana y en una frase: poder vivir sin tener que trabajar. ¿A que suena bien?

(murmullo de incredulidad)

Más formalmente, significa ser independiente en cuestiones financieras (ser capaz de pagar gastos, no tener deudas, cumplir con los impuestos) y poder retirarse a la buena vida lo antes posible. Sí, vivir sin ser esclavo de un trabajo (de un salario tradicional), sin madrugar o -si queremos- trabajando menos. Poder así decidir sobre tu tiempo e intentar vivir lo más felizmente posible.

¿Por qué buscar eso del FIRE?

Responde a las siguientes preguntas (sé sincero contigo mismo):

– ¿Odias tu trabajo actual?

– ¿Te gusta pero no te apasiona madrugar?

– No odias tu trabajo, te gusta madrugar, pero, ¿te llevas regular con tu jefe? ¿O él se lleva mal contigo?

– ¿Tardas 1 hora en llegar a tu empresa y otra en volver a casa?

– ¿Tu esófago está harto de tragar macarrones de tupper recalentados?

– Te gusta todo lo anterior y no tienes ningún problema, pero, después de 8 horas, ¿estás reventado y lo único que quieres es tumbarte en el sofá y ver Telecinco (por ética personal no pondré el link)?

– ¿Te falta tiempo para hacer lo que realmente quieres o te ilusiona en la vida?

Podríamos exponer mil motivos más, todos ellos lícitos. Cada uno tiene los suyos personales. Si te has identificado con alguno de los anteriores, te animamos a adentrarte en el apasionante mundo de la independencia financiera (FIRE)…

Más información FIRE

Cómo no, hay ya mucha gente que ha explicado y cuenta cosas sobre la independencia financiera. Por tanto, os vamos a dejar unos enlaces para que vayáis leyendo un poco más (no os abruméis por la cantidad de datos que os vais a encontrar):

– link de la hormiga capitalista

– link de opinatrón

Ninguno de ellos me paga por poner sus enlaces, ni son amigos o familiares de nadie aquí en la redacción de putolunes.es, pero escriben muy bien y sus artículos son una fuente de inspiración e información muy interesante.

¿Os ha quedado un poco más clara la idea?

Se trata, en esencia, de obtener unas rentas, un dinerito (fruto de ingresos pasivos), que nos permita cubrir nuestros gastos del día a día. Qué fácil, ¿verdad?

Vale, ¿qué hago ahora?

Para lograr nuestro objetivo de vivir sin trabajar, debemos realizar lo siguiente:

  • controlar gastos (cuantificar y reducir)
  • tener ingresos adicionales (preferentemente, no laborales)
  • ahorrar (obvio)
  • invertir (sabiamente)

Aquí en putolunes iremos escribiendo (de forma muy sencilla) sobre los puntos anteriores y los pasos a dar para obtener la maravillosa independencia financiera. No os los perdáis.

Reflexión final

En nuestra redacción, pensamos que, cuanta menor dependencia tengamos de un trabajo estándar, más libres seremos en nuestras vidas. Y la libertad, creemos, es un factor que implica felicidad.

Poder elegir es algo que, como humanos, nos hace bien. ¿Estáis de acuerdo?

Saludos «on FIRE».

Créditos: imagen original (free) en https://www.pexels.com/photo/black-fire-flame-1123068/

Agradecimiento: gracias a todos aquellos que han tomado el camino FIRE y han escrito artículos y libros a disposición de los demás.

Mala vida: la carrera de la rata.

Hoy es lunes. Otra vez.

Echad un ojo a este corto que os pongo en el blog. Resume muy bien el estilo de vida actual.

Vuestra vida… ¿se parece? ¿qué no os gusta?

Créditos: video original de Steve Cutts.